Industria del turismo busca controlar el tráfico de las Botnets

Botnets

[dropcap]E[/dropcap]xceda, representante de Akamai Technologies en Latinoamérica y partner tecnológico de la CCS en Cyber Monday y Cyber Day desde 2010, informó que el 30% del tráfico de los sitios de la industria turística, agencias de viajes y empresas de turismo, corresponde a botnets o programas automatizados con propósitos beneficiosos y maliciosos.

botnets-2 Industria del turismo busca controlar el tráfico de las Botnets

Ya se han hecho conocidas las botnets o bots, complejos sistemas tecnológicos y computacionales que imitan el comportamiento humano, y que son capaces de generar cientos de clicks por segundos, con el objetivos que colapsar la disponibilidad de un sitio, relentizar su respuesta, así como también, levantar contenidos y datos estratégicos tanto propios como de la competencia.

Botnets: ¿Una amenaza o una ventaja aplicada?

Los botnets son una realidad cotidiana para las agencias de viajes y empresas de turismo. Vistos desde fuera, representan un elemento natural en un sector comercial de gran dinamismo, en el que el cumplimiento de los “plazos” es impostergable, aunque los precios y las condiciones cambien constantemente. Mantenerse al día de los diversos bots constituye un reto, tanto para los agentes legítimos como para los maliciosos.

Qué mejor manera de supervisar y agrupar los cambios de vuelos, horarios, precios y disponibilidad de hoteles que con un programa automatizado como estas botnets, que se encargan de rastrear los sitios de Internet para obtener los datos más actualizados y pertinentes.

Si una agencia de viajes o empresa del sector turístico desconoce los tipos de bots que hay en su sitio, no podrá actuar para reducir su impacto en la experiencia del cliente. Si bien su intención puede ser beneficiosa o dañina, los bots representan un buen volumen de tráfico automatizado en el sitio de la empresa turística, influyendo en los motores de búsqueda del sitio, la calidad de la experiencia en la navegación y compra, la precisión de los datos de marketing y el análisis resultante, el posicionamiento ante la competencia e, incluso, los resultados de facturación directos.

Botnets: Debemos controlar y rastrear este tipo de archivos

Rodolfo Labarca, gerente técnico de Exceda, asegura: “las agencias de viajes y empresas de turismo suelen crear botnets o contratan servicios de terceros para rastrear su propio sitio web y evaluar la eficacia de sus esfuerzos de optimización en motores de búsqueda. No obstante, éstas necesitan asegurarse de que estos bots obtienen la información que necesitan sin perjudicar la experiencia del cliente en el sitio”.

En cuanto al análisis de datos de marketing, los botnets ayudan a obtener datos conductuales de la compra de un cliente, ayudando al diseño de estrategias personalizadas y más predictivas. Esto les permite a las agencias ofrecer una experiencia hecha a medida, con lo que pueden aumentar las ventas de mayor valor. Pese a ello, los bots sesgan los datos y ofrecen una representación distorsionada de la verdadera naturaleza de los clientes, lo que anula sus posibles conclusiones.

Las soluciones de seguridad on cloud para el control de botnets permiten administrar el tráfico para maximizar los resultados positivos en función del tipo de bots identificado. “Bloquear todos los bots o incluso solo los que son maliciosos no es más que una solución temporal, dado que volverán de forma más rápida y más inteligente. Al gestionar la interacción de estos bots con el sitio, las empresas pueden minimizar el impacto negativo de éstos, sin revelarle al responsable que lo han descubierto”, añade Labarca. El experto explica que las soluciones más comunes consisten en la ralentización de los bots, o en el suministro de información alternativa, que los desvía a una página con un contenido intencionadamente impreciso. Ambas son excelentes opciones si se tiene en cuenta el modo en que los plazos dominan las operaciones turísticas.

print-button Industria del turismo busca controlar el tráfico de las Botnets