Cable LAN Categoría 8: Alto rendimiento garantizado

Cable LAN categoría 8

Furukawa anunció recientemente al mercado, el nuevo cable LAN categoría 8, destinado a ser utilizado en data centers que buscan mejorar su rendimiento, según las especificaciones internacionales. 

cable-8 Cable LAN Categoría 8: Alto rendimiento garantizado

En concreto el cable LAN ITMAX 40G Categoría 8, fue desarrollado por Furukawa con cable de cobre, para ser empleado en equipos de última generación, integrando a este producto la más alta categoría en este tipo de cableado.

Cable LAN categoría 8: Lo nuevo en conexión a internet

El cable LAN fue construido con conductores de cobre y posee blindaje individual entre pares, reduciendo de este modo, los efectos de interferencia electromagnética, además de garantizar excelentes resultados en el uso del cableado estructurado. 

“El cable LAN balanceado posee un desempeño excepcional para frecuencias de hasta 2 GHz. Fue proyectado para atender los requisitos severos de la más alta categoría para cables con conductores de cobre, poseyendo la certificación ETL verified”, explica Leonel Rodrigues, ingeniero de producto para Cableado Estructurado de Furukawa.

El cable mencionado con anterioridad, se recomienda para aquellos data centers de alto rendimiento que requieran transmisiones de 25 o 40 Gbit por segundo, dado que soporta aplicaciones Ethernet 25GBASE-T o 40GBASE-T, por mencionar algunas. 

Hay que mencionar que de acuerdo a las normas internacionales este cable LAN categoría 8 está limitado a instalaciones de hasta 30 metros, utilizando dos conexiones RJ-45 tradicionales, garantizando operaciones entre los cables de las categorías 5e y 6A ya disponibles en el mercado. 

print-button Cable LAN Categoría 8: Alto rendimiento garantizado

About Claus Narr Rubio

Periodista radicado en Chile. Amante de la tecnología, aplicaciones móviles y sistemas operativos. No me considero fan de ninguno pero me gusta probar tecnologías y escribir de ellos. Fundador de Zoom Tecnológico Chile.

View all posts by Claus Narr Rubio →