Opinión: Seguridad laboral, la tecnología puede salvar vidas

seguridad laboral

Iniciamos esta sección donde se mostrarán diversas columnas de opinión relativas a temas asociados con la tecnología, el emprendimiento y los móviles, en esta oportunidad corresponde el artículo de opinión por Renato Alves Mota, Regional Marketing Lead – Components, Functional Safety Engineer Rockwell Automation, quien explica acerca del rol de la tecnología en las empresas y cómo ha ido ayudando a proteger a las personas y a generar entornos con seguridad laboral.

opinionzoom Opinión: Seguridad laboral, la tecnología puede salvar vidas 

Seguridad laboral: la tecnología puede salvar vidas

renato-alves Opinión: Seguridad laboral, la tecnología puede salvar vidas

En Chile, según cifras de la Superintendencia de Seguridad Social SUSESO, en el año 2016 ocurrieron 176.716 accidentes del trabajo, mientras que en el mismo periodo se produjeron 412 accidentes laborales que ocasionaron la muerte de trabajadores. Los sectores que presentan mayores tasas de accidentabilidad son la manufactura, la construcción y el transporte.

Estrictamente hablando de números, el costo que paga el país por accidentes laborales y enfermedades profesionales alcanza alrededor de US$3.000 millones al año, o sea, más del 4% del PIB. De ese total, el 85% del costo es “invisible” y está dado por la pérdida de días de trabajo, los daños materiales y la menor productividad.

Estos números reflejan que la preocupación por la seguridad laboral no es sólo un tema crucial desde el punto de vista ético y social, sino también desde un punto de vista económico, pues afecta directamente al desarrollo del país. La seguridad también es un elemento fundamental para la gestión de riesgos, la sustentabilidad y la responsabilidad social, aspectos esenciales para el valor a largo plazo de cualquier empresa o gobierno.

Políticas de seguridad desde las empresas involucrando la tecnología

En este tema, tanto las empresas como las personas tienen responsabilidades compartidas: las compañías tienen la misión de desarrollar políticas de seguridad y protección a sus trabajadores, mientras que éstos últimos también deben desarrollar prácticas de autocuidado. Sin embargo la tecnología, y más precisamente, la automatización, hoy ofrece soluciones que permiten disminuir en forma dramática las cifras de accidentes laborales.

Cada día más empresas en Chile y el mundo están implementando sistemas para automatizar sus procesos industriales. En este aspecto, la tecnología se ha hecho parte para desarrollar sistemas con altas prestaciones, las que han permitido mejorar el control de los procesos, su disponibilidad y velocidad. Además, el cumplimiento de las normas cada vez más estrictas de seguridad en el trabajo ha llevado en los últimos años al desarrollo de robots que realizan tareas consideradas peligrosas para la salud humana, o que se realizan en contextos hostiles. Y en la medida en que el desarrollo de nuevas tecnologías siga su curso, tendremos cada día más posibilidades de tener empresas más seguras para los trabajadores, y además, aumentar la productividad.

Es por ello que Rockwell Automation (RA) plantea todo un portafolio de productos, servicios y soluciones destinadas a minimizar los riesgos de seguridad en maquinarias y procesos, ocupando el lugar número uno tanto a nivel global cuanto a nivel latinoamericano en el ámbito de seguridad de maquinarias. Las últimas tecnologías y productos innovadores se presentarán en el Automation Fair®, uno de los eventos más importantes del calendario anual de Rockwell Automation. La feria se realizará el 15 y 16 de noviembre de este año en Houston, y reunirá a los principales ejecutivos de la firma, así como sus partners más importantes.

print-button Opinión: Seguridad laboral, la tecnología puede salvar vidas

About Claus Narr Rubio

Periodista radicado en Chile. Amante de la tecnología, aplicaciones móviles y sistemas operativos. No me considero fan de ninguno pero me gusta probar tecnologías y escribir de ellos. Fundador de Zoom Tecnológico Chile.

View all posts by Claus Narr Rubio →