Interoperabilidad clínica: Ciencia de los datos en la lucha contra la pandemia

Estamos viviendo un momento único. La pandemia causada por el coronavirus ha impactado a todos los sectores de la economía especialmente a sector de salud. Los profesionales de la salud son indispensables en este momento de crisis sanitaria. El riesgo del contagio causa gran preocupación en las personas que tenemos que enfrentar este enemigo invisible y proteger a la población, mediante la Interoperabilidad clínica que puede permitir los datos.

En esta lucha, los líderes del sector de salud deben también focalizarse en la integración de los datos clínicos a través de la Interoperabilidad clínica.  Contar con acceso a datos confiables sobre las condiciones de los pacientes en la evolución de la pandemia es algo crítico y fundamental.  De esta forma, la integración e interoperabilidad entre sistemas e instituciones se hace necesaria más que nunca.

Interoperar entre los diferentes niveles de cuidado (primario, secundario y terciario) y entre los sectores público y privado traerá una mayor claridad de los desafíos que se presenta, pues allí están los datos para una mejor comprensión de la situación.

smartphone salud ocular

Interoperabilidad clínica: Tecnología a favor de la lucha contra la pandemia

De acuerdo con las recomendaciones de la OMS, los tests en masa colaboran en forma considerable para la disminución de los riesgos; por otro lado, la disponibilidad de esos resultados debe ser rápida, ayudando a la seguridad de los pacientes y la ayuda de las bases de datos facilita un mejor control de los casos confirmados. Asegurar el intercambio de informaciones entre los laboratorios, hospitales y los gobiernos es fundamental para un abordaje eficiente en la lucha del Covid-19.

Este es uno de los beneficios de contar con una estrategia de la Interoperabilidad clínica, la cual debe estar alineada con las políticas para la reducción de los riesgos relacionados con las políticas de salud pública de los gobiernos y con las mejores prácticas del sector privado, y estas acciones deben ser parte de un conjunto de esfuerzos que sumados, pueden auxiliar a la lucha contra el virus.

Una plataforma de interoperabilidad clínica, incorporada a los sistemas públicos y privado, permite maximizar los beneficios de soluciones de tele-consultas, la cuales ayudan enormemente en el proceso de tratamiento del paciente desde su casa. Por ejemplo, por medio de una app instalada en los smartphones de los pacientes, se puede recolectar información simple como síntomas y el seguimiento de la evolución del cuadro en un individuo sin que precise salir de casa. Esos datos pueden incorporarse a los registros electrónicos de los hospitales, que logran así contar con una visión del historial clínico, acompañando en tiempo real, la condición del paciente y permitiendo que los profesionales de salud puedan realizar un tratamiento más adecuado conforme a la condición de cada individuo.

En algunos países la tele-consulta, ya se aplica para mejorar la atención de los pacientes, que son tratados y monitoreados conforme a los protocolos establecidos, garantizando el cuidado adecuado conforme a su condición y en el caso de ser necesario se hospitalizan.

Hospital Digital Opinion

Otro gran beneficio de la interoperabilidad en esta crisis es el intercambio de información entre las instituciones de salud para la mejor gestión de la cantidad de camas disponibles.

La lucha es enorme y todavía no existe una acción aislada que sola solucione el problema en el corto plazo. La medida del aislamiento social es la opción que existe para aplanar la curva de infectados, y así poder brindar una mejor atención a la población. Las soluciones tecnológicas son herramientas imprescindibles para ayudar en este momento, que es sin duda el mayor desafío que enfrenta esta generación en el campo de la salud.

Columna realizada por Claudio Santos, director estratégico del Sector de Salud en Infor, puedes encontrar más contenido en la sección columnas de opinión.

A %d blogueros les gusta esto: