Opinión: Desafíos para implementar una ciudad inteligente

SmartCity Ciudad Inteligente

Iniciamos esta sección donde se mostrarán diversas columnas de opinión relativas a temas asociados con la tecnología, el emprendimiento y los móviles, en esta oportunidad corresponde el artículo de opinión realizado por Diego Martin, gerente comercial para el cono sur de Furukawa, en la que aborda los principales desafíos para la implementación de smart cities o la ciudad inteligente en América Latina.

opinionzoom Opinión: Desafíos para implementar una ciudad inteligente

Desafíos para implementar una ciudad inteligente

smart-foto Opinión: Desafíos para implementar una ciudad inteligente

Es impresionante pensar que en, menos de 40 años, el 70% de la población mundial vivirá en ciudades. Esa rápida migración llevará a los centros urbanos actuales y futuros a una marcada superpoblación y forzará la expansión de las infraestructuras industriales y residenciales más allá de sus límites

Muchas veces, este rápido crecimiento no viene acompañado de una planificación adecuada y así lo podemos ver en algunas ciudades de América Latina. Sin embargo, los desafíos a los que se deben enfrentar son aún más complejos de zanjar, principalmente porque se ven con la necesidad más urgente de entregar soluciones eficientes en un tiempo mucho más acotado y cuando la problemática muchas veces es muy evidente y empieza a ocasionar resquemor en las comunidades.

La inseguridad, la vulnerabilidad al cambio climático y desastres naturales, el aumento del número de vehículos que circulan en vías urbanas, el aumento del consumo energético, la contaminación ambiental, la gestión del agua y residuos, la necesidad de una mayor participación ciudadana y de más eficiencia en los servicios son solo algunas de las problemáticas a las que se ven enfrentadas las ciudades.

Además, las actuales limitaciones financieras de los gobiernos de la región requieren de sistemas cada vez más eficientes que permitan reducir el gasto público y aumentar sus ingresos fiscales.

Ante tales condiciones, comienza a hacer sentido el concepto de “ciudad inteligente” y la necesidad que tienen nuestras urbes de migrar hacia un modelo más tecnológico, no solo para estar a la vanguardia mundial, sino que más bien porque es una cuestión de sostenibilidad y calidad de vida.

Pero, ¿qué es una ciudad inteligente o smart city, de las que tanto hemos oído hablar? ¿sabemos realmente qué es? Todavía parece ser un concepto emergente y, por tanto, aún está sujeto a constante revisión. Pero básicamente se refiere a un tipo de desarrollo basado en la sostenibilidad, a una urbe que es capaz de responder adecuadamente a las necesidades básicas de instituciones, empresas y de los propios habitantes, tanto en el plano económico como en los aspectos operativos, sociales y ambientales, de forma eficiente y en un entorno amigable para las comunidades.

Y, evidentemente, se basa en el uso intenso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), en prestación de servicios públicos de alta calidad, seguridad, productividad, competitividad, innovación, emprendimiento, participación, formación y capacitación.

Son varias las ciudades que hoy apuntan a convertirse en una gran “smart city” en el mundo y las latinoamericanas no están exentas. De acuerdo al estudio “A transforming world: Smart cities”, elaborado por el Bank of America, el mercado de las ciudades inteligentes representa hoy cerca de US$1 billón, cifra que podría aumentar a US$1,6 billones en 2020 y, para el 2030, llegar a US$3,5 billones, dado que para ese año solo las inversiones en movilidad inteligente significarán US$1,5 billones, mientras que el mercado de los teléfonos inteligentes será de US$405 billones.

Y, por ello, en Furukawa hemos resumido algunas de las tendencias tecnológicas en que las ciudades deben enfocarse con el objetivo para alcanzar este estatus:

  1. Sistema de monitoreo inteligentes

Las ciudades inteligentes deben contemplar un monitoreo inteligente de la ciudad para conocer los impactos ambientales de las acciones humanas, vehículos geo referenciados, tele-aprendizaje, librerías virtuales, medidores inteligentes de luz para el ahorro de energía, monitoreo de desastres y recolector de basura inteligente, lo que, en suma, mejora la calidad de vida.

Este concepto es importante para el desarrollo de las ciudades, lo cual implica un modelo de negocio que ayude a desarrollar y definir este proceso. El punto clave es tener una infraestructura de comunicaciones que sea la base de todas las otras tecnologías de inteligencia y automatización.

  1. Infraestructura óptica para hacer aplicativos y tecnologías

Como fabricante de soluciones de conectividad, Furukawa propone al mercado las redes de fibras ópticas para hacer aplicativos y tecnologías de las ciudades Digitales del presente y del futuro. También ofrece soluciones para una mejor gestión de redes con confiabilidad y bajos costos de mantenimiento.

Las redes de fibra óptica multiservicio atienden a las necesidades de los municipios y sus servicios públicos, hospitales/centros de salud, escuelas/bibliotecas, cámaras de vigilancia, departamentos de la administración pública, entre otros que necesiten una alta capacidad de comunicación en línea para el tráfico de datos que sirve los ciudadanos.

  1. Grandes proyectos con redes inteligentes

Actualmente, en América Latina hay diversos casos de éxito de Ciudades Digitales, pero el concepto es mucho más amplio. Tiene en cuenta no sólo la oferta de acceso a internet para los ciudadanos, sino también proyectos que hacen una gran diferencia.

Por ejemplo, los proyectos de movilidad eléctrica que permiten que vehículos, bicicletas y barcos eléctricos puedan ser surtidos en estaciones especiales disponibles. También para los proyectos de alumbrado público eficiente con LED, pueden generar hasta un 69% de economía en el consumo. Incluso, los proyectos de medición inteligente de consumo de energía por el propio ciudadano, con la opción de elegir las horas de uso (tarifa blanca). Además, existen los proyectos que incluyen la generación de energía renovable y el almacenamiento de energía, los edificios inteligentes y los ciudadanos cada vez más conscientes.

Definir una visión de ciudad inteligente y emprender el proceso para concretarla de manera eficaz, adoptando un enfoque de abajo hacia arriba basado en los sistemas, es clave para garantizar la eficiencia en el uso de los recursos y la seguridad, así como para mantener un crecimiento socialmente inclusivo

Crear una smart city es una tarea muy compleja, que requiere no solo de la intervención de numerosos agentes, sino de su compromiso a largo plazo. Además, su éxito va a depender de su proposición de valor, que tiene que demostrar su utilidad para la ciudadanía y los negocios, al mismo tiempo que tiene que ser viable y sostenible desde el punto de vista del modelo de negocio.

De hecho, la colaboración público-privada es uno de los motores clave que dinamizan este tipo de proyectos y, en este sentido, es esencial facilitar un entorno que fomente la cultura de la innovación.

Por un lado, los poderes públicos deben facilitar un entorno propicio para la generación de ideas y su concreción en iniciativas que reflejen el potencial de esa capacidad innovadora, orientada a la mejora del día a día de las ciudades. Solo así se establecerán sinergias positivas con las entidades capaces de generar ideas y plasmarlas en proyectos.

La infraestructura de red es un elemento esencial para la viabilidad de las ciudades inteligentes, ya que la aplicación de este concepto, en general, provoca un aumento en el tráfico de datos y la demanda por aumentar la velocidad de transmisión, dado que hablar de Smart city implica una democratización de la información, pudiendo acceder a ella en cualquier momento, en cualquier lugar.

Sin duda, para hacer realidad la movilidad y otras tendencias tecnológicas que fomenten la conectividad de los habitantes de nuestras ciudades, es necesario contar con soluciones de fibra óptica de punta a punta que permitan a la infraestructura responder a las cada vez más exigentes demandas de este nuevo mundo conectado.

print-button Opinión: Desafíos para implementar una ciudad inteligente

About Claus Narr Rubio

Periodista radicado en Chile. Amante de la tecnología, aplicaciones móviles y sistemas operativos. No me considero fan de ninguno pero me gusta probar tecnologías y escribir de ellos. Fundador de Zoom Tecnológico Chile.

View all posts by Claus Narr Rubio →