Bitcoin Criptomonedas

Iniciamos esta sección donde se mostrarán diversas columnas de opinión relativas a temas asociados con la tecnología, el emprendimiento y los móviles, en esta oportunidad corresponde el artículo de opinión realizado por David Ortiz, Country Manager de Unísono Chile, que escribe acerca del mundo de las criptomonedas en Chile.

Artículo de Opinión

¿Cómo es el mundo de las criptomonedas en Chile?

David Ortiz

A finales del año pasado, desde el mercado financiero se empezó a hablar de una nueva divisa: las criptomonedas, sistema virtual que ya se instaló en Chile y el mundo, generando un cambio en el paradigma económico debido al enorme potencial que posee.

Chile no se ha quedado atrás en esta tendencia y ha buscado ganar terreno en este intercambio financiero virtual con la creación de Chaucha y Luka, dos criptomonedas que compiten con las mundialmente conocidas Bitcoin y Litecoin.

Las criptomonedas llaman la atención de diferentes sectores de inversionistas, los que van desde grandes empresas como la compañía telefónica Virgin Mobile, quien hace pocos días anunció que comenzará a recibir estas monedas virtuales como forma de pago mediante la plataforma de intercambio Orionx, hasta personas comunes y corrientes que quieren probar suerte comprando éstas divisas.

Pese a su popularidad, diferentes bancos y otras entidades de economía en el país, han optado por regular y restringir su uso, debido a que las criptomonedas no han sido controladas por ningún gobierno o institución financiera internacional, lo que ha generado vacíos y dudas en torno a ellas.

Algunas voces expertas del mundo financiero consideran a las criptomonedas “burbujas económicas” que amenazan la estabilidad financiera del país debido a su volatilidad y bruscos cambios en las ganancias que les entrega a sus inversores.

En Chile, ya se han cerrado dos cuentas a operadores de criptomonedas y el Servicio de Impuestos Internos también ha definido cómo deben tratarse las criptomonedas en materia tributaria, definiéndolas como activos monetarios pactados entre particulares, es decir, para ellos no son monedas ni acciones de una compañía.