Con la idea de encontrar soluciones para enfrentar la escasez hídrica que se vive en la actualidad, un grupo de emprendedores formaron “Likid, solución tecnológica basada en hidrogel que permite reducir el consumo hídrico del agua de riego en jardines.

A través de una alianza internacional entre los emprendedores chilenos y AquaCents, el grupo de trabajo desarrolló una tecnología que permite inyectar hidrogel bajo las raíces de pasto existente y reducir el consumo hídrico del agua de riego, favoreciendo a muchos usuarios.

“Al inyectar biopolímeros absorbentes, que capturan hasta 400 veces su volumen en agua, se logra retener la humedad hasta que las raíces la necesitan, lo que ahorra recursos naturales y económicos, al evitar la filtración de agua innecesaria y la evaporación”, detalla el socio fundador de Likid, Felipe Pichard. En el fondo, es como instalar una esponja en el suelo, para mantener la humedad en equilibrio, algo esencial para mantener el césped verde.

Felipe Pichard, Likid
Agua de Riego

Aporte para el planeta y para el agua de riego

Y es que muchos científicos han anunciado que en un futuro más próximo las precipitaciones bajarían su intensidad y cantidad, disminuyendo de este modo los caudales de los ríos y por ende las aguas subterráneas, generando de este modo una crisis hídrica en gran parte del mundo.

Con la finalidad de ir apoyando al medioambiente y reducir la huella hídrica, Likid está pensado para que ofrezca al usuario una duración de 7 años en el suelo y luego se incorpora a la fracción orgánica para ir fortaleciendo plantas y regenerar el pasto gracias al agua de riego de cada jardín.

Del total de agua que utiliza la ciudad, gran parte va a los jardines y áreas verdes, donde el pasto es más intensivo en uso de agua. Por eso, el hidrogel que Likid trajo a Chile en noviembre se aplica en parques, canchas de deporte, colegios, casas, condominios, cementerios, y cualquier otro espacio con prado.

“Con el hidrogel, la calidad y la cantidad del pasto mejoran y se evita la necesidad de repasar el riego en las noches”, explica el socio fundador de “Likid”, sobre el polímero que se degrada, sin dañar el medioambiente.

Felipe Pichard, Likid
Print Friendly, PDF & Email