Chilexpress potencia a los emprendedores con nuevo modo de atención

La demanda por envíos expresos creció considerablemente durante 2020 de la mano del crecimiento del ecommerce, y en 2021 dicha tendencia se mantendrá alza. Diversos emprendedores y pequeños negocios han transformado sus procesos para ofrecer productos y servicios por internet, ya sea en marketplaces, redes sociales y sitios especializados, entre otros.

Para responder a este escenario creciente, Chilexpress puso en marcha un nuevo formato de sucursal enfocado especialmente en la atención de emprendedores del ecosistema del e-commerce. Este nuevo modelo, conocido como Centro Drop-Off, está orientado a clientes que procesan digitalmente los envíos en sus propias dependencias y concurren luego a estas sucursales ubicadas en lugares estratégicos de la Región Metropolitana (inicialmente en las comunas de Santiago, Recoleta, Peñalolén y Macul), donde cuentan con un modelo de atención optimizado para el manejo de altos volúmenes, mínimos tiempos de espera y ágil procesamiento.

“Queremos que los emprendedores de Chile tengan un espacio especialmente diseñado para atender de manera rápida y ágil sus necesidades logísticas y que concentren todos sus esfuerzos en hacer crecer sus negocios, y nosotros nos hagamos cargo del resto. Por eso que estamos impulsando un nuevo modelo de atención, especialmente diseñado para los emprendedores y pequeñas empresas, que busca facilitar la admisión de sus envíos, reduciendo sus tiempos de atención, mediante procesos de admisión acelerados, sucursales estratégicamente ubicadas y con una infraestructura diseñada para la admisión de grandes volúmenes de envíos pre-chequeados”, explicó José Pablo Berardi, Director Comercial de Chilexpress.

Centros Drop-Off emprendedores

Emprendedores tendrán nueva plataforma de recepción

Durante 2021, Chilexpress tiene contemplado abrir un total de 8 Centros Drop-Off en la Región Metropolitana, los que se sumarán a la red de más de 1.200 puntos de atención al público, que junto a sus 50 centros operativos, le permiten ofrecer sus entregas a prácticamente todo el territorio nacional y mediante sus alianzas, al mundo entero.

Cabe destacar que, según el estudio “Tendencias del e-commerce en Chile”, de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), la penetración B2C sobre el retail total en Chile en 2019 -es decir, el porcentaje de ventas del retail realizadas mediante el canal online-, era de 7%. Esta cifra aumentó al 11% durante 2020 y se proyecta que llegará a 23% en 2023.

Estas cifras demuestran que la pandemia aceleró fuertemente la curva de crecimiento que el país venía trayendo en esta materia, de la mano del aumento de la disposición de los usuarios de internet a comprar, por lo que la oferta de inventario y las necesidades logísticas para atenderlos continuarán al alza durante 2021 y los años siguientes.

“Queremos seguir impulsando el crecimiento del país y el desarrollo de nuestros emprendedores, para lo cual continuaremos desarrollando estrategias que permitan a más personas, emprendedores y pequeñas empresas sumarse al e-commerce”, concluyó el ejecutivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: