Tips para no caer en estafas virtuales al comprar en línea

Las estafas virtuales pueden tener diferentes formas, pero en todos los casos, se tratan de estrategias con las que los delincuentes atraen la atención de usuarios de dinero digital para hacerse de datos personales y robarles sus fondos e identidades, a fin de utilizar sus tarjetas o pedir préstamos de rápido otorgamiento.

En este contexto, es necesario estar muy pendiente de situaciones atípicas y saber responder para evitar caer en estafas virtuales. Además, es imprescindible poder acercarles estos consejos a menores de edad, sobre todo en tiempos en que las transacciones pueden hacerse desde dispositivos móviles y a los que tienen acceso directo.

Las ventas online siguen creciendo y según un reporte elaborado por la Cámara Nacional de Comercio (CNC), en el primer semestre de este año las ventas online se duplicaron en comparación al mismo periodo del año anterior llegando a un aumento del 118%.

ventas por Whatsapp

Ciberseguridad y estafas virtuales

Para poder gestionar compras y evitar las estafas virtuales, compartimos las recomendaciones de Pablo Lima, Sales Director South Cone de VU Security, compañía de ciberseguridad enfocada en prevención de fraude y protección de la identidad.

  • Comprar a través de sitios oficiales o tiendas online de reconocidos negocios comerciales.

  • Realizar la compra a través de una conexión segura y tratar de evitar las redes de WiFi públicas y las conexiones abiertas de bares o restaurantes, por ejemplo.

  • Acceder al sitio de interés desde un buscador o tipeando la URL.

  • Evitar comprar a través de links que lleguen en SMS, redes sociales, WhatsApp o por mail.

  • Evitar ingresar los datos de la tarjeta dos veces, ante fallas en el pago, hasta no estar seguros de que no se haya realizado un cargo en la tarjeta.

  • Reconocer que los procesos de pagos pueden demorar hasta un minuto; durante ese tiempo no darle “refrescar” al navegador.

  • Evitar entregar los datos completos de la tarjeta a desconocidos.

  • Desconfiar de los precios demasiado bajos y comprobar la posibilidad de devolución, ya que la existencia de esta política es una señal de confianza. En caso contrario, no es aconsejable realizar la compra.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: