Opinión: Economía colaborativa y la Tecnología

Iniciamos esta sección donde se mostrarán diversas columnas de opinión relativas a temas asociados con la tecnología, el emprendimiento y los móviles, en esta oportunidad corresponde el artículo de opinión realizado por Diego González, gerente general de Defontana, que habla acerca del concepto de economía colaborativa y el uso que se le da a la tecnología.

Artículo de Opinión

Economía colaborativa y TI

Diego González DeFontana

Las plataformas digitales y las aplicaciones móviles han permitido el surgimiento de un nuevo modelo de negocios, basado en la confianza, lo que se conoce hoy como economía colaborativa.

Internet, aplicaciones móviles, smartphones, tecnologías de geolocalización, redes sociales, plataformas y soluciones que pueden hacer más simple el contacto con otros para intercambiar y/o entregar un valor, ya sea un producto o servicio, son las principales tecnologías que apoyan esta economía. Esto, porque cuando un emprendedor está conectado desde cualquier lugar y a cualquier hora y puede administrar su negocio incluso desde su teléfono, ya está siendo parte de este nuevo modelo. Y para lograrlo, existen sistemas expertos 100% web y capaces de crecer a la par con quien está comenzando, tanto para administrar su negocio como para interactuar con sus clientes directamente.

Siendo las TI claves para su funcionamiento y desarrollo, la industria tiene el principal desafío de desarrollar soluciones especializadas y de calidad que permitan hacer más eficiente y sencillo el trabajo basado en este modelo.

Ejemplos de Economía Colaborativa unida a la tecnología

Ejemplos hay muchos. Los más conocidos: Uber, Cabify, Yapo.cl, Airbnb, Fynpal… Todos ellos tienen a las TI como base, ya sea un portal, una plataforma o una aplicación móvil. El desafío es poder responder a las nuevas necesidades que este modelo plantea, como rapidez, transparencia, ubicuidad, inmediatez, facilidad de uso. No obstante, también está el desafío de entregar conocimiento y espacio a las nuevas generaciones para innovar y hacer comunidad.

Un factor crucial, además, es la confianza, la cual hoy en día es posible medir a través de la utilización de la metodología internacional NPS para estar más cerca de los clientes y mejorar su experiencia de usuario. Son ellos, a través de esta aplicación, los que dan su puntuación para evaluar el servicio ofrecido o a la persona de contacto o el producto adquirido. Calidad, confianza, comunicación y comunidad son los cuatro pilares en los que se basa este modelo.

A %d blogueros les gusta esto: