La nueva generación del video digital está aquí y para ello las empresas de tecnología han ido equipando componentes avanzados para ofrecer la mejor experiencia al usuario para visualizar cortometrajes, series de televisión o cualquier contenido en alta calidad.

Samsung es una de las empresas líderes en innovación y claro ejemplo de ello son sus televisores QLED 8K que han presentado en América Latina recientemente, ya que introducen componentes únicos y una visualización completamente inmersiva.

QLED 8K: ¿Por qué es una tecnología novedosa?

En concreto los televisores QLED 8K del fabricante surcoreano se puede resumir en un dispositivo avanzado con procesador dedicado a la imagen digital que permite transformar y mejorar el contenido gracias a la inteligencia artificial.

Quantum 8K es un procesador que trabaja paralelo a la Inteligencia Artificial donde gracias a algoritmos avanzados reduce el ruido, corrige la textura y restaura bordes del contenido tradicional que observamos en el televisor de alta calidad.

Quantum 8K

La tecnología 8K equivale a la súper alta resolución, esto quiere decir, 16 veces más que un televisor Full HD y 4 veces más la resolución de un monitor Ultra HD 4K, ofreciendo de este modo una sorprendente experiencia visual y sin distorsionar la imagen.

Esto se consigue iluminando un total de 33 millones de pixeles ofreciendo al usuario mayor nivel de nitidez, profundidad de imagen, mejores niveles de realismo que se verán reflejados en una experiencia inmersiva única nunca antes vista.

La tecnología disponible en estos QLED 8K de Samsung utiliza la tecnología Quantum dot, propuesta internacional que permite reproducir el 100% del volumen del color, lo que se traduce en más de mil millones de colores con tonos puros e intensos.

Gracias a la tecnología Direct Full Array, el QLED puede intensificar hasta el mínimo detalle controlando la iluminación trasera de cada escena, añadiendo profundidad y una mayor cantidad de escenas oscuras y brillantes.

Direct Full Array

Finalmente incluye una única conexión llamada One Invisible Connection que reduce los cables instalados, favoreciendo el aspecto visual que tenemos al momento de ubicar el televisor de alta definición en nuestro hogar, oficina o donde se desee.

Print Friendly, PDF & Email