Lockers inteligentes ayuda a reducir contactos en espacios comunes

El hall de entrada y la conserjería es la carta de presentación de cualquier edificio. Esta área común es la que recibe diariamente a residentes, visitas, correos y despachos; funciona como control de acceso, sala de espera y almacenamiento de envíos de todo tipo, oportunidad que llevó a la instalación de lockers inteligentes.

Y es que durante los periodos de cuarentena los lockers inteligentes han demostrado ser clave para el funcionamiento y seguridad de las comunidades, lo que ha llevado a todos los involucrados en su diseño a repensar en cómo mejorar este espacio en sintonía con las exigencias de los nuevos tiempos.

“Es la zona de los edificios que ha evolucionado más rápido. Lo primero que saltó a la vista es que el clásico casillero para recibir correspondencia no daba abasto para recibir los despachos de las compras online, así que hace un par de años, muchas inmobiliarias comenzaron a considerar en sus proyectos espacios o soluciones de diseño con almacenamiento más grande en las conserjerías, incluso con frío para los pedidos de comida, para evitar que el hall de entrada se atiborre de paquetes y bolsas de supermercado”, explica Enrique Loeser, gerente comercial de Inmobiliaria Altas Cumbres.

Lockers inteligentes

Lockers inteligentes para reducir contactos 

Otra innovación que ya ha debutado con éxito es la implementación de e-lockers o lockers inteligentes, ya que evitan el contacto entre el despachador y el cliente, permitiendo dejar el envío seguro en el edificio, sin necesidad de bajar a recibirlo o que quede guardado en conserjería.

El sistema funciona con un panel donde el despachador ingresa el número de departamento o el nombre de la persona antes de ingresar el producto al casillero, que se ubica en la entrada o hall del edificio. Estos lockers inteligentes envían un mensaje automático al destinatario avisando que un paquete fue ingresado, el cual puede retirar cuando le acomode, usando el código QR o clave número que recibirá junto con la alerta.

“Los Lockers inteligentes debutaron primero en tiendas de retail, pero con la pandemia ha demostrado que resulta muy útil dentro de los edificios, porque asegura que el residente reciba el producto en sus manos, evitando desórdenes, el ingreso de los courier dentro de la comunidad, el exceso de responsabilidad de los conserjes o el riesgo de pérdida o robo”, explica Francisco Fritis, gerente comercial de Elock, startup chilena que nace el 2019 desde el mundo de la logística y que actualmente presta el servicio en más de 10 edificios residenciales de distintas inmobiliarias, entre los cuales está el proyecto Mirador de Philippi en Puerto Varas, que será el primer edificio residencial en regiones en contar con este servicio automatizado.

“Será una experiencia pionera, ya que este proyecto tiene características de primera y segunda vivienda, por lo que creemos que será un plus para aquellas personas que usan por temporadas su departamento, y necesitan recibir despachos a esa dirección, sobre todos ahora que las empresas de despacho que están presentes en Santiago están extendiendo sus servicios en ciudades del sur”, comenta el gerente comercial de Altas Cumbres, quien destaca principalmente el valor agregado que ofrecen estas innovaciones a las comunidades y su calidad de vida.

e-Lockers

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: