Salud digital en Chile ha aumentado en un 900%

Sin duda la pandemia ha generado diversos cambios en nuestra vida, siendo uno de ellos el cómo accedemos a la atención médica de rutina sin poner aún más en riesgo nuestra salud. Así, esta crisis sanitaria sin precedentes, aceleró la modernización de un sector que se había resistido a avanzar, impulsando no sólo que la telemedicina se consolidará, sino que además avanzará hacia el concepto de salud digital.

En palabras simples, la salud digital es un ámbito amplio que abarca el uso de aplicaciones móviles, dispositivos de monitorización de signos vitales y herramientas con inteligencia artificial, entre otros, que resultan en una mayor conexión entre profesionales y pacientes, siempre bajo la premisa de la atención remota. Hoy, esta nueva tendencia de salud digital se perfila como  la solución para varios de los principales retos de la salud actual: desde el confinamiento y la prevención de contagios por Covid, hasta el envejecimiento, enfermedades crónicas, personas dependientes y déficit de especialistas, entre otros.

Así lo refleja un estudio de McKinsey, que estimó que los ingresos globales por la salud digital -de telemedicina, farmacias online y dispositivos wireless, entre otros-aumentarán de US$350.000 millones en 2019 a US$600.000 millones en 2024. Del mismo modo, un estudio que abarcó alrededor de 16 millones de pacientes estadounidenses publicado en la revista Jama Internal Medicine arrojó que el uso de la telemedicina se multiplicó por 30 entre enero y junio de 2020.

Salud digital en Chile

Avanza la Salud digital en Chile

Siguiendo la pauta mundial, en Chile  ya se está avanzando en la senda de la salud digital. De hecho en marzo de 2020 el número de atenciones remotas reportado por las isapres llegaba a 1.883 y el acumulado desde esa fecha a octubre alcanzó casi las 200 mil. Asimismo, un análisis de RedInterclínica, reveló que las consultas a especialistas en salud bajo la modalidad de telemedicina aumentaron en 900% durante el primer semestre de 2020.

Sin embargo, el sistema de salud pública sigue presentando varias brechas, de acceso principalmente, que podrían ser superadas de la mano de distintas innovaciones, generándose importantes ahorros en costos y mejorando la eficiencia del sistema público.

DIVE Medical salud ocular

Evolucionar en esa línea es el objetivo que se ha trazado Contagiemos Salud, un movimiento social que realiza innovadores operativos de examinación médica virtual de manera gratuita. Así, en alianza con las Municipalidades, niños, adultos, adultos mayores y pacientes crónicos, muchos de ellos en zonas rurales y/o alejadas de centros de salud, que esperan un año en promedio para tener una consulta médica, tienen la oportunidad de acceder a salud de calidad, en tiempo real,  a través del  dispositivo TytoCare, que permite examinar distintos órganos y apoyar al médico en la entrega de un diagnóstico certero, basado en exámenes reales, a distancia.

David Batikoff, fundador de Contagiemos Salud, destaca que usando tecnologías disruptivas con enfoque social logran “convertir síntomas en signos objetivos para entregar un diagnóstico de calidad en forma remota, descomprimiendo el sistema de salud y evitando que las listas de espera sigan creciendo. En Chile las brechas son enormes y nuestra iniciativa apunta a la colaboración para hacer frente a esa problemática”. Es por eso que  este año esperan concretar alianzas con nuevos Municipios, para que ellos dispongan del personal médico que diagnostique de manera remota utilizando el dispositivo TytoCare en terreno. Así proyectan abarcar 250.000 personas, lo que equivale al 16% de la Lista de Espera No Ges de Chile.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: