monitor 144hz

Con el avance de la tecnología y el desarrollo de dispositivos más ligeros o portátiles, las computadoras de escritorio habían dejado de ser una prioridad. Sin embargo, hay muchas razones por las cuales es buena idea seguir contando con una de ellas en casa, especialmente si eres amante de los videojuegos o descubriste que tienes alma de influencer.

Una de las principales ventajas de una computadora de escritorio sobre las laptops, es que las puedes equipar con los componentes más potentes e ir adaptándola según tus necesidades. Por ejemplo, si además de ser gamer tienes un canal en Twitch entonces te convendrá tener la mejor tarjeta de video del mercado.

Y no te puedes olvidar del monitor monitor 144hz con las pulgadas adecuadas que soporten o transmitan los gráficos de tus juegos favoritos tal y como fueron desarrollados. Tampoco debes olvidar una buena silla, y webcam con buena resolución para que tus seguidores te vean perfectamente.

Esta y otras razones más son las que hacen que las computadoras de escritorio, y el resto de sus componentes siguen siendo un negocio rentable en la actualidad, y aún cuando hay portátiles con buenas prestaciones para gamer en el mercado.

monitor 144hz

Monitor 144hz un negocio en crecimiento

El avance y/o implementación de la tecnología LCD para la fabricación de monitores para computadoras fue la punta del iceberg de un negocio en crecimiento. Un cambio que abrió un mundo de posibilidades en materia de monitores especializados para gamers, ya que la necesidad de una mejor calidad de imagen incentivó la fabricación de pantallas con mejor resolución.

Estos monitores comenzaron a ser una gran alternativa por la experiencia de uso o visualización a la hora de trabajar, navegar en Internet o disfrutar de algún juego en línea. Pero aún quedaba mucho más por desarrollar.

Hasta que llegó la tecnología LED, con la cual se comenzó a apostar por una mejor calidad de imagen, en especial con lo que respecta a los colores. Pues en este tipo de monitores las fotografías, videos y gráficos se ven  mucho más nítidas.

Esto a su vez incentivó la fabricación y/o desarrollo de monitores especializados, por ejemplo el monitor 144hz es el preferido por los gamers, ya que fueron hechos para ofrecer una mejor frecuencia de refresco. Es decir, el número de veces que se actualizan las imágenes en el monitor.

monitor 144hz

Facilitar la visualización al reducir el reflejo, el contraste, los tiempos de respuesta, el material con el cual son hechos, el ahorro de energía, entre otras tecnologías de imagen que son incorporadas en los monitores modernos han sido claves para que este rubro se mantenga en pie y siga creciendo.

Este repunte en el negocio de los monitores está relacionado a su vez con la aparición de diferentes tipos de paneles, es decir el elemento que se encarga de emitir, transmitir o proporcionar todo lo que ves en el monitor.

Así como de la aparición de diferentes estilos o tipos de paneles como el TN, monitor con retroiluminación LED, con panel IPS, panel VA, con panel PLS o con panel IGZO.

Cómo elegir un monitor gamer

La industria de los videojuegos es otra que crece a pasos agigantados, especialmente en lo que respecta al desarrollo de gráficos. Es por ello, que además de tener una computadora con las mejores prestaciones, es necesario contar con un monitor 144hz.

Pues este será el último eslabón de la cadena y el encargado de transmitir la experiencia final del juego a cada usuario. Mínimamente debería tener una proporción de 24 a 27 pulgadas, Full HD y una velocidad de refresco de 60 hz.

Digamos que estas son las características básicas para tener una buena experiencia de juego. En caso que desees elevarla aún más, te recomendamos elegir monitores de más de 27 pulgadas, curvos o un monitor ultra panorámicos con aspecto de 32:9.

Ya que, este tipo de monitores están hechos para que los jugadores pueden ver a máxima resolución los gráficos o que puedas tener una visión más amplia del juego, sobre todo si es uno de combate o aquellos en los cuales tienes que ir construyendo tu propio mundo.

Deja un comentario