4 claves para una banca en línea segura

La reducción de movilidad producto de la pandemia impulsó la digitalización de los servicios financieros. En ese sentido, los bancos han enfrentado el enorme desafío de migrar sus operaciones hacia plataformas en línea, siendo muy relevante la banca en línea segura.

La aceleración de la digitalización no ha sido un proceso fácil. Si bien ha traído enormes beneficios para dar continuidad financiera a los clientes, también ha significado complicaciones, entre ellas, el robo de datos, exponiendo información sensible y personal.

Actualmente, por ejemplo, si una persona natural necesita obtener una tarjeta puede pedirla desde su computador o celular, para posteriormente solicitar al banco una disposición en efectivo a través de una tarjeta de crédito.

Tras una evaluación comercial que incluye un análisis interno y una verificación automática, el usuario puede obtener lo que necesita. Sin embargo, tras el primer cobro, el cliente y el dinero se pueden desvanecer.

“Un factor importante es el tiempo para una solicitud de crédito. Muchas veces, con el objetivo de evitar que otra institución bancaria se quede con el negocio, se apuran los tiempos necesarios para realizar una validación a fondo de la identidad del cliente. Aquí es donde comienza el problema”, asegura Marcelo Sukni, gerente general de SAS Chile.

banca en línea segura

Banca en línea segura: Protegiendo a la banca de nuevos fraudes

El ecosistema digital atrae riesgos y vulnerabilidades inherentes. Y frente a las necesidades de negocio y de los clientes, se siguen creando nuevos servicios y se abren más cuentas desde dispositivos digitales.

“El hecho de que sea en línea, abre el escenario a los ciberdelincuentes, quienes aprovechan el acceso y el anonimato para robar el dinero”, comenta Sukni.

En este escenario, urge desarrollar estrategias de detección y prevención de fraudes. Por eso SAS te ofrece cuatro consejos para detectar anomalías y crímenes financieros desde su origen generando estrategias de banca en línea segura.

Monitorear los datos de las aplicaciones. Crear perfiles de cada elemento de una aplicación puede ayudar a detectar las identidades falsas y descubrir información que se ha reutilizado en otras identidades, o computadoras portátiles para crear y gestionar múltiples identidades aparentemente no relacionadas.

Evaluar casos previos. Es importante conocer la experiencia de la institución financiera con respecto a las solicitudes con este tipo de datos. Es decir, analizar la identidad del dispositivo, dirección IP o correo electrónico. De esta forma se podrá descubrir si estas cuentas fueron cerradas por sospechosas y fraudulentas y tomar acciones preventivas.

Identificar al usuario como real. Las solicitudes digitales exigen estar alerta. Es por ello que contar con detalles bien definidos sobre la identidad de la persona es esencial, por ejemplo, una licencia de conducir. La falta de información puede ser una señal de advertencia de una identidad falsa.

Analizar la red. El análisis de la red tiene un protagonismo importante para entender las conexiones (o falta de ellas) entre solicitantes, dispositivos, cuentas abiertas y datos de las solicitudes. La visualización de estos vínculos puede ser útil para evaluar las solicitudes y realizar investigaciones.

pagos digitales

Sin duda, los fraudes seguirán prevaleciendo y serán cada vez más sofisticados. Es una tendencia intrínseca a la digitalización, por ello, analizar en detalle a los potenciales clientes para evitar la entrega inmediata de tarjetas o servicios, es fundamental para poder contrarrestar los fraudes y pérdidas a futuro mediante estrategias de banca en línea segura.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: