Mi experiencia con: Disco SSD en un MacBook Pro

Disco SSD

Haciendo lectura acerca de diversos modos de mejorar el rendimiento y la performance de un computador, aparecía en varios artículos, tutoriales o consejos la posibilidad de instalar un disco SSD o una unidad de estado sólido

En el siguiente artículo contaré mi experiencia con un disco SSD instalado en un MacBook Pro de 13 pulgadas, procesador i7 y 8GB de RAM, donde se aprecia una mejora increíble tras este sencillo upgrade realizado al equipo de trabajo.

ssd-green-1 Mi experiencia con: Disco SSD en un MacBook Pro

Ventajas de instalar un disco SSD en un MacBook Pro

Antes de realizar cualquier instalación recomiendo, siempre, informarse acerca de las tecnologías que se emplearán al momento de realizar un upgrade a nuestro dispositivo de trabajo. A fin de no gastar demás e ir viendo la realidad de nuestro presupuesto. 

Primeramente el disco SSD mejoran la experiencia informática del usuario, agilizando las tareas del MacBook Pro (como de cualquier otro computador), consiguiendo de este modo un rendimiento rápido garantizado.

En particular el disco SSD utilizado es el Western Digital SSD WD Green SATA y luego de la instalación se aprecia una mayor rapidez en las distintas acciones que tiene el equipo computacional.

ssd-green Mi experiencia con: Disco SSD en un MacBook Pro

En concreto, el sistema operativo arranca de forma más rápida, permite disfrutar de la conexión de internet sin dificultades y garantizan velocidades rápidas de transferencia disminuyendo los tiempos de trabajo del usuario.

Clonar el disco HDD y traspasarlo al disco SSD 

Además, por otro lado, el disco SSD es fácil de instalar, aunque lo recomendable es clonar el disco rígido a través de alguna aplicación disponible en internet.

Para el caso práctico analizado se utilizó el programa Carbon Copy Cloner, donde a través de una interfaz sencilla se logra copiar toda la información del disco manteniendo archivos, aplicaciones, programas, accesos directos y los marcadores de los navegadores de internet. 

A lo anterior, sumamos también, la posibilidad de utilizar Time Machine, aplicativo propio de Apple que nos ayuda a trasladar carpetas, archivos y a no perder información importante de nuestro MacBook Pro. 

Ambas opciones son válidas, aunque la primera tiene la salvedad que tiene una versión libre que dura 30 días con todas las opciones de personalización.

Claramente una alternativa económica y válida si se considera darle más vida a nuestro computador que ya tiene 6 años, garantizando una mejora considerable a lo largo del tiempo. 

print-button Mi experiencia con: Disco SSD en un MacBook Pro