departamento usado

Sección donde se muestran diversas columnas de opinión relativas a temas asociados con la tecnología, el emprendimiento y los móviles, en esta oportunidad corresponde el artículo de opinión acerca de los beneficios de optar a un departamento usado redactado por Álvaro Chávez, Co-fundador deOpencasa.com.

Conoce diversas columnas de opinión publicadas en el sitio web.

¿Por qué conviene comprar un departamento usado?

departamento usado

Ya sea por tener un espacio propio o por el interés en invertir en el largo plazo, muchas personas están interesadas en adquirir una vivienda en Chile. El mercado inmobiliario local ha dado muestras innegables de dinamismo durante los últimos años y la cantidad de proyectos de departamentos y casas nuevas a lo largo del país vive un momento importante, con un total superior a las 96 mil unidades disponibles hacia fines de 2018, según datos de la Cámara Chilena de la Construcción.

Sin embargo, también producto de esta efervescencia, se ha registrado un alza de los precios de entre un 8% y 10% interanual desde 2010 a la fecha, según un informe de Colliers International. Frente a esta realidad, las viviendas usadas, un departamento usado o de segunda mano surgen como una real alternativa para quienes buscan dar el paso hacia la adquisición de un lugar propio para vivir o para poner en arriendo.

Y si bien algunas personas pueden tener algún reparo con que ese primer paso no sea un lugar nuevo, lo cierto es que existe una serie de ventajas a la hora de adquirir un departamento usado y vale la pena mirarlas con atención.

departamento usado

Primero, se abren oportunidades reales de acceder a precios más asequibles, y que generalmente cuando hablamos de inversión en renta, valores de arriendo similares a la oferta nueva, puede aumentar la rentabilidad de la inversión. En segundo lugar, la posibilidad de hacer uso inmediato del inmueble resuelve muchos inconvenientes asociados a tiempos de espera que, en los casos de proyectos de edificios nuevos, pueden extenderse más allá de lo esperable.

Lo anterior tiene un impacto directo en retorno de la inversión inicial, ya que toda persona que compra una vivienda para poner en arriendo, por ejemplo, busca generar ingresos rápidamente. Y cuando es posible contar con las llaves en un breve plazo, existe una rentabilidad que crece directamente proporcional al menor tiempo de espera. Otro de los aspectos son las condiciones del departamento, en especial el tamaño. En tiempos en que abundan los proyectos nuevos para una o dos personas, con dimensiones que pocas veces superan los 35 o 40 metros cuadrados, la alternativa de una mejor relación uf/m2 hace una diferencia sustancial.

Un último elemento a considerar es la conectividad. En muchos departamentos que ya han sido habitados se han ido levantando proyectos tendientes a mejorar el transporte o la existencia de comercio, establecimientos de salud, educación o recreativos, lo que puede significar una gran solución para quienes buscan optimizar sus tiempos y tener todo a la mano. E incluso en aquellas zonas en donde se anuncian grandes obras, como nuevas líneas de metro, se generan nuevas oportunidades para sacar un mejor provecho a esa inversión, ya que la plusvalía y el interés aumentan rápidamente.

En instantes en que el mercado inmobiliario continúa con buenos números y expectativas para los próximos meses, sobre todo para los proyectos nuevos, además de las bajas tasas de interés que actualmente ofrece la banca, la compra de departamentos usados va en aumento y ha logrado quitarse el estigma que alguna vez tuvo. Quienes quieran invertir y obtener una rápida rentabilidad, el momento es ahora.