Tecnología

Para nadie es desconocida la realidad de la actual megasequía que hace más de 12 años azota al territorio chileno, la cual ha mermado la recarga de glaciares, los escurrimientos superficiales, el llenado de lagos y embalses, así como la recarga natural de las napas subterráneas. Esta escasez, se hace aún más evidente y crítica en las zonas rurales de nuestro país, donde más de 1,9 millones de personas se abastecen a través de comités que administran la llamada Agua Potable Rural (ex APR, hoy SSR), teniendo que enfrentar una serie de desafíos operacionales con el fin de tratar de garantizar la disponibilidad del recurso en los hogares que muchos sufren día a día cortes de suministro.

Si bien la sequía es un factor importante que puede afectar la continuidad del servicio en estos sistemas, existen también otros factores, como la falta de recursos operacionales o  de tecnología para una adecuada gestión. Consecuencias de estas carencias son, entre otras, las fallas imprevistas por falta de supervisión de los sistemas, el vaciamiento de estanques en horas punta, operación ineficiente de los equipos o falta de mantenimiento.

Tecnología

Más eficiente con la tecnología

De esto nos hacemos cargo a través del Programa Agua Rural de Anglo American, que desarrollamos junto a la minera del mismo nombre, buscando hacer más eficiente la gestión operacional de los recursos hídricos, mediante la aplicación de nuevas tecnologías que den soluciones rápidas y eficientes para los problemas del Agua Potable Rural. El principal objetivo es lograr la autonomía y mejora operacional de los APR, de manera que la disponibilidad de agua potable en las casas mejore sustancialmente.

Utilizar la tecnología al servicio de las personas y empoderar a las comunidades a través de la transferencia de conocimientos y capacidades permite mejorar la realidad de estos sistemas. La aplicación de monitoreo y la automatización remota hacen más eficiente el llenado de estanques previo a horas punta; también permiten hacer un mejor uso del tiempo de los operadores y levantar alertas oportunas ante fallas de sistema. Pero lo más importante, se mejora la calidad de vida de las personas, tanto de quienes operan los sistemas como de miles de vecinos que pueden tener acceso al agua de manera oportuna y continua.

Columna redactada por Rodrigo Mena, CEO de We Techs. Conoce más artículos de opinión en Zoom Tecnológico.

Deja un comentario