¿Cómo evitar las malas prácticas en el marketing digital?

Debido a la pandemia, la forma de comerciar se ha trasladado fuertemente hacia las plataformas digitales, lo que, por ende, ha significado un incremento importante en diferentes formas de marketing digital que se realizan también mediante este tipo de canales.

Lo malo, es que, junto a esto, han surgido prácticas que no respetan el derecho de los consumidores a recibir información fidedigna o de fuentes confiables, y, además, se produce un “bombardeo” de datos, lo que es más perjudicial que beneficioso para las empresas y marcas.

Por esto, desde E-corebusiness.cl, expertos en transformación digital, explican qué son y por qué no hay que incurrir en este tipo de prácticas en el área del marketing digital.

marketing digital

Spam y otras malas prácticas del marketing digital

El “spam” es una palabra conocida por quienes utilizan frecuentemente correos electrónicos. Estos mensajes indeseados llenan la bandeja de entrada con información que muchas veces es innecesaria para los consumidores o que, a veces, no fue solicitada por ellos. Abusar del envío masivo ya sea por mail, mensajes de texto o en redes sociales, puede generar un resentimiento hacia la marca o negocio, teniendo un efecto inverso a lo que se busca originalmente.

El SEO, o Search Engine Optimization, que es el uso de palabras clave o hashtags para que los buscadores (Google, por ejemplo) encuentren el contenido de forma sencilla y directa, también puede ser mal utilizado en el marketing digital. Usar contenido que no existe, o utilizar como palabras clave nombres asociados a la competencia, también es considerado algo indebido e, incluso, se puede tener sanciones con medios legales si esto se llega a comprobar.

Eduardo Embry, CEO de E-corebusiness.cl, empresa asesora en materias de transformación digital, entre otras labores, comenta que “estas malas prácticas influyen específicamente en el “Momento cero de la verdad” (Zero Moment of Truth), que es la búsqueda que realiza cada consumidor en internet, antes de decidirse por una marca o producto. Durante este proceso, el potencial cliente indaga y recopila datos sobre la reputación digital de la compañía, como reclamos, denuncias, comentarios de compradores, cómo es el producto, variedad, precio, y otras cosas más. Caer en malas prácticas digitales, genera que tu reputación no sea de las mejores y, por ende, tus ventas tampoco lo serán”.

marketing digital

¿Cómo saber si se es víctima de esto?

Desde E-corebusiness.cl, afirman que para identificar si estás realizando malas prácticas o lo están haciendo contigo, debes tener en consideración lo siguiente:

  • Correos spam: en estos casos, hay que tener en consideración el encabezado o asunto del correo, poder identificar al remitente (anunciante y proveedor del mailing), ya que deben contar con una dirección válida o link para poder realizar la suspensión en caso de que se requiera. Si no se cumplen estos tres requisitos, se puede denunciar, puesto que puede tratarse de alguna mala práctica.
  • SEO: para esto, hay que buscar exactamente el nombre de tu empresa o marca en un buscador (por ejemplo, Google) y ver el resultado, si no es tu compañía lo que aparece, como consecuencia, estas frente a un competidor desleal que legitima operar como un “un usurpador digital”.

“Para evitar el spam es importante utilizar filtros que deriven los mensajes no deseados a carpetas distintas a la bandeja de entrada. También, registrarse en sitios seguros y entender que nada es gratis, ya que, al hacerlo, estás compartiendo tus datos para que las empresas puedan hacer envíos promocionales. A nivel más avanzado, se recomienda contar con un software anti spam y, para el caso de SEO, es bueno realizar monitoreos periódicos en buscadores en la estrategia de marketing digital”, indica Eduardo Embry de E-corebusiness.cl.

“Marketing blanco”

Algunos consejos para realizar una campaña limpia, o de “marketing digital blanco”, como lo hace E-Core Business, son:

  • No vulnerar el derecho a privacidad de datos: antes de enviar o recibir información, considerar el consentimiento del potencial cliente, y siempre incluir un botón para eliminar la suscripción.
  • No invadir, sino que seducir: es importante preocuparse de la imagen corporativa de la marca, para que sea atractiva en todo sentido y haga que las personas quieran visitar el perfil o sitio web de la empresa.
  • No ser usurpador digital: No uses palabras clave que no sean coherentes ni reales con tu contenido web, no uses marcas o nombres que no te pertenecen. Esto es desleal y afectará tarde o temprano tu sana reputación.

“Es importante solicitar a tu respectiva agencia de publicidad o community manager, que confirmen si aplican malas o buenas prácticas, es deber de cada uno saber y controlar esto, porque podría significar un riesgo reputacional desagradable y que se puede evitar, si se toman las medidas correspondientes”, afirma Eduardo Embry de E-corebusiness.cl.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: