Importar sin malgastar

El comercio exterior de Chile ha sido un tema relevante durante todo el año, esto tiene raíz en el alto costo que requiere importar a nivel mundial, que lo ha mantenido como un tema prioritario en la agenda. A pesar de este escenario, se concretó un intercambio comercial de USD 125.201 millones para el período que comprende desde el 1 de enero al 30 de septiembre del 2021, lo que se tradujo en un alza del 40% en comparación al mismo período del 2020, según el Reporte de Comercio Exterior que mensualmente prepara el Servicio Nacional de Aduanas.

Son muchas las razones que podemos analizar de esta alza, pero podemos asegurar que es la reactivación económica post pandemia la gran responsable del éxito. En la actualidad de la actividad nacional, las tarifas de las importaciones marítimas están en un precio estable en lo que respecta a carga consolidada y carga full, de hecho en un periodo normal el valor de un contenedor de 40 HC vale entre US $3.000 a US $4.000 y en la actualidad bordean los US $11.500, es decir más del 250%.

importar

Importar y tener éxito

Para operaciones marítimas, ya llegó el peak season, donde vivimos esta acumulación de demanda por las compras de navidad y año nuevo. Es por esto que muchas de las empresas que importan creen que deben esperar un poco para que bajen estos precios, pero lamentamos defraudarlos, la baja será tan poca que es marginal. Lo que ocurre es que se está retomando el ritmo anterior a la pandemia en temas de importaciones, es por esto que los valores responden a la estabilización de un nuevo precio de equilibrio. De todas maneras las tarifas se mantendrán dentro del rango actual que es el más alto que se ha visto en la historia del forwarding.

Ahora que termina la época de alta demanda de las importaciones marítimas, va a empezar la época peak de las aéreas, que se va a extender desde la segunda quincena de octubre y hasta fines de noviembre. Además del alza de las tarifas de fletes aéreos, esto va a empeorar de forma importante los tiempos de tránsito debido a la congestión que se genere en los aeropuertos de origen, además de la congestión que se generará en el aeropuerto de Arturo Merino Benítez.

Ante este escenario, lo mejor que pueden hacer las empresas importadoras en esta época es buscar proveedores fuera de China y Asia en general. Ahora, con la regularización de la actividad comercial internacional que se observa desde mediados del 2020 los costos se in­crementaron hasta en un 300% en comparación a comienzos de ese año. Los costos de flete, desde Europa o Estados Unidos principalmente, son sustancialmente más bajos y los tiempos de tránsito también son más reducidos.

También se debe considerar que, si están trayendo sus productos en Full Container (FCL), se recomienda traer la misma carga como carga consolidada (LCL). Esto es una buena alternativa porque al compartir el contenedor con otros se cobra por m3 utilizado, y así se evita pagar por el container completo cuando en realidad no lo necesitas usar completo.

Por último, pero no menos importante por más evidente que suene, es recomendado importar en períodos que no sean peak season. Esto quiere decir que es mejor evitar los altos costos entre agosto a octubre para las importaciones marítimas y preferir no hacerlo durante noviembre a febrero para eludir los precios de los fletes aéreos.

En resumen, la importancia de considerar estas variables es vital para poder contar con los productos para la fecha estimada y en definitiva, si quieren utilizar fletes internacionales, lo mejor es comenzar el proceso lo antes posible.

Columna redactada por Joaquín Díaz, COO de Shippter. Conoce más artículos de opinión en Zoom Tecnológico.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: