Iniciamos esta sección donde se mostrarán diversas columnas de opinión relativas a temas asociados con la tecnología, el emprendimiento y los móviles, en esta oportunidad corresponde el artículo de opinión acerca del anuncio reciente realizado por Amazon para crear una empresa de delivery que preste servicios a la gigante estadounidense, redactado por el CEO de Beetrack, Sebastián Ojeda.

Conoce diversas columnas de opinión publicadas en el sitio web.

Artículo de Opinión

Amazon, comprometidos con el delivery y la logística

logística inteligente

El reciente anuncio de Amazon motivando a sus empleados que quieran independizarse a que formen su propia empresa de transporte de logística–ofreciéndoles $10.000 USD, tres meses de sueldo y un volumen de pedidos que garantizará la sustentabilidad de su operación– llenó muchísimos titulares en los diarios de todo el mundo.

¿Por qué la empresa dirigida por Jeff Bezos puede ser tan generosa? Claramente la generosidad, gracias a Dios, no es la razón de dicha oferta. Y digo gracias a Dios porque los negocios más sostenibles en el tiempo no se basan en la limosna que uno pueda dar, sino en la creación de un ecosistema que genere valor por sí mismo, y éste es claramente el caso. A quien quiera profundizar en esta filosofía le sugiero leer La Rebelión de Atlas, de Ayn Rand.

Logística Beetrack

¿Entonces, qué hay detrás de esta oferta? Amazon es sin duda la empresa de retail más exitosa de todos los tiempos, y una de las claves de tal éxito es su compromiso con la experiencia del cliente. Esto se evidencia incluso en una entrevista realizada a Jeff Bezos en los años en que fundó la firma, lo que refleja claramente una cultura instaurada desde sus orígenes.

Amazon, lejos de ser generoso, está invirtiendo en empresas de transporte cuyos dueños estén sumamente comprometidos con su negocio, que tengan un control cercano de la eficiencia de su operación y que, sin duda alguna, vengan de la cultura de entregar la mejor experiencia de compra arraigada en todos los que trabajan en la compañía.

Parece este camino ser una mezcla entre tener flota propia y recurrir a flota de terceros. En la práctica recurre a proveedores externos, pero que tienen en su ADN la cultura de la empresa y la tecnología como un estándar que nivela todas las operaciones de logística. En otras palabras: trabaja para mí y yo te visto y te doy de comer lo suficiente para que, además, lo pases bien.

Print Friendly, PDF & Email