¿Cómo administrar la jornada laboral en tiempos de trabajo remoto?

Estamos viviendo tiempos con muchos cambios en los que parece que cada día es más difícil cuidar de tu familia, equilibrar tu vida diaria e incluso cuidarte a ti mismo en esta jornada laboral cambiante.

Para muchas personas, uno de los desafíos inesperados de este año ha sido la necesidad de ajustar su rutina para incluir el aprendizaje a distancia para sus familias. A pesar de despertar con la determinación de hacer que el día de colegio en casa fluya sin problemas, a veces simplemente no se encuentra un momento para detenerse y respirar profundamente. Y eso puede hacer que los niveles de estrés se disparen, sobretodo cuando nuestra jornada laboral en muchas oportunidades se amplía por esas reuniones extensas que figuran.

Todo lo anterior podría tener un impacto negativo en tu sueño, tu estado de ánimo y tu capacidad para nutrir tu cuerpo y aumentar tu estrés, por lo tanto aprender a distinguir hábilmente los elementos de tu lista de tareas pendientes y concentrarte en tus prioridades puede ayudar a ordenar tu jornada laboral y hacerla más sana y efectiva.

Fitbit Sense

Enfoca tu jornada laboral con estos tips saludables

  • Crea una rutina flexible: una rutina ayuda a que la vida transcurra sin problemas porque liberamos tiempo y energía mental para otras actividades que requieren decisiones más reflexivas. Un calendario familiar y tablas de tareas son excelentes formas para que todos sepan qué esperar cada semana. También ayuda a los niños a sentirse importantes e independientes al hacer lo que se les pide en función de sus capacidades, como reemplazar el papel higiénico o alimentar a la mascota de la familia.
  • Organiza tu trabajo en torno a las necesidades de tu familia: guarda las tareas menos críticas para los momentos en que es probable que haya distracciones y reserva las tareas más importantes para cuando los niños se encuentren ocupados. Las interrupciones y los cambios imprevistos en las prioridades sucederán con frecuencia, así que no te enfoques en que todo salga exactamente como está planeado y juega con lo que pueda traer cada día.

En los días que sabes que son particularmente exigentes para ti, asegúrate de tener suficientes alimentos y colaciones preparados desde un día antes según el plan de comidas semanal. Si los niños han desarrollado la capacidad de prepararse los alimentos por sí mismos, dales acceso a los desayunos, almuerzos y colaciones fáciles de manejar.

Combate el estrés incluso antes de que comience. Esto te permitirá a ti a tu familia seguir los hábitos que ya tienen, así, si las cosas cambian y hay días ocupados de manera inesperada, estarán en piloto automático y ya sabrán qué hacer.

Review Fitbit Sense

  • Mejora la forma en que se comunican en familia para minimizar las interrupciones: ten en cuenta que la educación en el hogar también es desafiante y estresante para ellos, por lo que tu guía con amor y paciencia los ayudará a sentirse mejor. Sé claro acerca de tus expectativas y fomenta las sugerencias que comenten todos los miembros de la familia sobre cómo hacer que las cosas salgan aún mejor. Los niños más pequeños pueden necesitar una visión clara para comprender cuándo estás trabajando, como un letrero en la puerta o un accesorio en tu escritorio. Si tienes horas de trabajo predecibles, recuérdales cuándo volverá a ser toda tu atención para ellos.

Fitbit Sense y cómo ayuda a optimizar tu jornada laboral

Fitbit cuenta con la aplicación Escaner EDA, el cual detecta tu actividad electro dérmica la cual nos indica una respuesta de tu cuerpo al estrés y si tienes acceso al servicio Fitbit Premium también puedes probar uno de nuestros ejercicios de respiración guiada en la sección de Mindfulness.

Levantarte y revisar a tu hijo o hijos, incluso si estás ocupado, ayuda mucho. Celebra cuando hayas terminado de trabajar por el día y abordes el asunto más importante que es el de volverse a conectar como familia hablando sobre lo que salió bien, algo de lo que se sientan orgullosos y lo que esperan al día siguiente.

Recuerda respirar, hacer una pausa, darles un gran abrazo a tus hijos y recordar que estás haciendo lo suficiente. Algunos días serán geniales, otros desafiantes. Pero al final, tu familia recordará cómo los hiciste sentir, no cuántas cosas hiciste en esta jornada laboral más flexible pero quizá más extensa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: